El sector inmobiliario reclama una deducción del 50% del IVA en la compra de viviendas eficientes

Expertos del sector inmobiliarios apuestan por la introducción de incentivos fiscales en las operaciones de adquisición de vivienda y rehabilitación, pero reconocen la necesidad de llevar a cabo este impulso “con moderación” y de que estas medidas “tengan fecha de caducidad”.

Según recoge el libro La vivienda: impuestos y otras políticas fiscales, editado por la Fundación Impuestos y Competitividad en colaboración con la Asociación de Promotores Constructores de España (APCE), los objetivos de estos incentivos han de ser la “reactivación del sector de la construcción, la rehabilitación y regeneración urbanas y la mejora de la eficiencia energética”.

De este modo, se propone la introducción de una deducción porque, a pesar de suponer un menor ingreso en el impuesto, acarrea un gasto de gestión “mucho menor” que el asociado a las subvenciones y ayudas directas.

La nueva deducción que, debería tener una vigencia de entre seis y 10 años, podría tener dos vertientes diferentes. La primera se correspondería con permitir a aquellas personas que hayan realizado una obra en la vivienda, de cara a la mejora de la eficiencia energética de la misma, la deducción de un porcentaje de la cantidad invertida.

Por otra parte, se aboga, como ocurre en Italia por la introducción de un “fuerte incentivo” fiscal a la adquisición de viviendas de clase energética A o B. La deducción en el IRPF del 50% del IVA pagado por el comprador de ese tipo de vivienda supondría un “impulso” al sector inmobiliario e iría en la línea de los objetivos de la Unión Europea (UE) en el Horizonte 2020. vía www.elmundo.es